Logo
Imprimir esta página

El "negocio" de los concursos de acreedores

concurso-acreedores-abogados-consultora-empresa-franquicias

El concurso de acreedores presentado de forma voluntaria y con la debida anticipación, se ha convertido en el mejor “negocio” cuando una empresa se encuentra en un estado de insolvencia, o falta de liquidez, que le impide cumplir regularmente sus obligaciones de pago, y no consigue alcanzar un acuerdo con los acreedores.

El principal beneficio de las empresas concursadas es, que todos los acreedores con deudas previas a la declaración del concurso, quedan integrados en la masa pasiva del concurso y suspendidas sus acciones de ejecución frente al deudor.

Por otro lado, no pueden instarse acciones judiciales contra el concursado desde el momento en el que se dicta el auto de admisión del concurso; y los juicios que estuvieren instados y pendientes de sentencia, seguirán su curso, pero su ejecución quedará suspendida.

Además, desde la declaración del concurso queda suspendido el devengo de intereses, legales o convencionales, salvo los que recaigan sobre derechos reales.

Ello explica que fomentado por la crisis económica actual, los concursos de acreedores sigan creciendo. La actividad concursal del primer trimestre de 2012 registró 1.665 procedimientos concursales de empresas, aumentando un 21% con respecto a los concursos registrados en el mismo período de 2011.

Incluyendo concursos de personas físicas, se publicaron un total de 1.958 concursos de acreedores, lo que supone un aumento anual del 18%. Esta tendencia creciente se ha venido manteniendo a lo largo de toda la serie desde 2004.

 

Agencia de Comunicación: iusComunicacion de Grupoius Consultora Empresas - Franquicias ©2014