Logo
Imprimir esta página

Siete instrumentos de financiación a tu alcance

Asesoria empresaCualquier empresario, se verá sin duda en numerosas situaciones en las que necesite financiación para acometer los proyectos que desea realizar, ya sean de expansión, inversión o emprendimiento.

Existen muchas maneras de alcanzar este objetivo, en este artículo pretendemos mostrar algunas de las fuentes de crédito más frecuentemente utilizadas por entidades bancarias y de financiación.

Préstamo bancario: En primer lugar siempre podemos acudir al préstamo bancario, una forma de financiación tradicional. Este consiste en que una entidad financiera presta a un cliente cierta cantidad de dinero con la condición de que este último devuelva el dinero en un plazo determinado y con unos intereses fijados.

Esta alternativa resulta interesante cuando se necesita liquidez inmediata para lanzar nuevos servicios y productos o para ampliar nuestro negocio. Su principal ventaja es la instantaneidad con la que se entregan los fondos, además de que la entidad bancaria puede refinanciar la operación. Su inconveniente es que necesitaremos disponer de alguna garantía que demostrar al banco en cuestión.

Renting: Otra opción es el renting, que consiste en ceder el uso de un bien mueble o inmueble por un período determinado de tiempo a un arrendatario, a cambio de un pago que se suele efectuar periódicamente. Dicho pago incluye el derecho a utilizar el equipo, al mantenimiento del mismo y a un seguro que cubre los posibles inconvenientes que surjan.

Este método es aconsejable si se desea disponer de un inmovilizado que pueda caer en desuso rápidamente.
Su baza a favor es que no requiere de una inversión inicial y q  es fiscalmente deducible. En su contra existe el hecho de que no es especialmente barato y que no se registra como balance de patrimonio.

Factoring: se basa en el traspaso por parte un comerciante o fabricante de la cartera de cobro a clientes a una firma especializada en esta clase de operaciones, lo que permite transformar las ventas a corto plazo en ventas al contado, pudiendo asumir la entidad especializada el peligro de insolvencia y encargándose del cobro. Lo bueno de este sistema es que facilita la gestión de cobro y la realización de la liquidez de los mismos.

Confirming: es un servicio financiero que ofrecen algunas entidades y consiste en gestionar los pagos de una empresa a sus proveedores y permite al acreedor cobrar las deudas antes de la fecha en las que estas vencen. Resulta interesante para la empresa con un importante volumen de compras que vayan a organizarse de manera uniforme durante todo un año.

Asesoria empresas

Entre sus inconvenientes, cuenta con su coste, que puede ser elevado, y resta cierta independencia a la propia empresa y al proveedor, pues les obligan a trabajar de manera determinada.

Business Angels: Son individuos o grupos de inversión con liquidez financiera que apuestan por el desarrollo de proyectos empresariales con elevadas expectativas de crecimiento , aportando su propio capital a la empresa y en numerosas ocasiones sus capacidades de alta dirección para ayudar al crecimiento de la organización.

Su principal ventaja es que los inversores apuesten por un proyecto permitiendo mantener la gestión diaria en manos del equipo directivo de la empresa en la que se integran. El inconveniente es que en ocasiones puede resultar complicado atraer su atención hacia nuestro proyecto y conseguir el acceso necesario para poder presentar nuestro modelo de negocio.

Capital privado: Se trata de un prestamista privado que cede dinero y que luego se encarga de recuperar las cantidades prestadas más el interés pactado. Suele cobrar intereses más elevados que los bancos  y se recurre a ellos cuando no se consigue financiación en el circuito bancario.

Cuenta corriente de descuento: Consiste en que una entidad financiera adelanta al cliente el importe de facturas pendientes de cobro y se gestiona a través de pólizas de crédito. Gracias al descuento el banco pondría a disposición del interesado un crédito en el que se fija una cantidad máxima que la empresa podría gastar y sólo pagará por el capital y período utilizado.

Su principal ventaja es que aporta liquidez rápidamente y permite realizar pagos pendientes. Sus inconvenientes son el elevado coste de sus intereses. En caso de existir el uso de cuenta corriente de descuento es importante tener en cuenta que una vez vencido su plazo el banco podrá optar por la no renovación.

 

Agencia de Comunicación: iusComunicacion de Grupoius Consultora Empresas - Franquicias ©2014