Logo
Imprimir esta página

La retribución monetaria no es el principal factor de motivación

Consultoras-empresas-motivacion-trabajadoresLa retribución monetaria, no actúa como motivador principal para el desempeño de una actividad laboral. En general, la retribución monetaria como motivador principal se vincula a trabajos muy mecánicos, de carácter transaccional, y centrados a la operación, tiene sentido en roles, donde los resultados pueden cuantificarse a través de los indicadores de gestión respectivos.

Sin embargo, aún persisten organizaciones cuyos líderes y directivos creen que la mejor y única manera de motivar a un trabajador para animarlo a desplegar un desempeño superior, es mediante la aplicación de incentivos económicos que pueden ser parte del componente variable de la retribución.

Como demuestran distintos estudios realizados independientemente, los motivadores extrínsecos o vinculados al salario, no generan un importante impacto emocional, ni una fuerte implicación a la tarea, ni un decisivo compromiso a la organización, comparables a los que se pueden lograr aplicando apropiadamente los motivadores intrínsecos o de corte emocional.

Uno de estos factores de la motivación intrínseca es la autonomía de un trabajador en su actividad laboral, esto se refiere al control y la responsabilidad que tenga el trabajador en esta tarea.

Agencia de Comunicación: iusComunicacion de Grupoius Consultora Empresas - Franquicias ©2014